Cubierta verde y huerto urbano en gracia

  • inicio  Mayo 2018
  • promotora   Paisatge Urbà, Ajuntament de Barcelona y Comunidad de vecinas
  • lugar   c/ Balcells, Gràcia, Barcelona

arquitectura sostenible, cálculo estructural, eficiencia energética

En este proyecto hemos transformado la azotea existente en una cubierta verde. Un espacio de biodiversidad donde se produce alimento a la vez que se mejora el aislamiento de la finca. El proyecto ha ganado el concurso Qui té una coberta té un tresor del Ayuntamiento de Barcelona.

La formación de cubiertas verdes contribuye a re-naturalizar la ciudad, mejorar la eficiencia energética de los edificios y reducir los contaminantes del ambiente, utilizando un espacio muchas veces abandonado para producir energía, alimentos y generar un espacio de encuentro.

Hemos formado un fantástico equipo de trabajo con la Comunidad de Vecinas Balcells, la Arquitecta Maya del Tento y la constructora EixVerd, con la participación del laboratorio de materiales de la EPSEB en la UPC que ha monitorizado el impacto de la cubierta en el interior de la vivienda y al entorno.

La finca disponía de un patio en planta baja donde la propiedad había generado un espacio naturalizado muy rico. La idea ha sido ampliar este oasis de biodiversidad hacia la tercera fachada. La cubierta verde está formada por una zona de huerto donde se producen alimentos para la comunidad, con 40cm de sustrato, una zona con plantas aromáticas para fomentar la presencia de mariposas y donde las abejas pueden alimentarse.

Se han instalado nidos para murciélagos, vencejos para generar lugares seguros donde estos animales puedan reproducirse. Así mismo, se han creado hoteles de insectos que facilitan el ecosistema de la cubierta. Se ha fabricado un sistema de Aquapónia, donde dos estanques con peces fertilizan el agua que corre por un sistema cerrado y alimenta las hortalizas plantadas sobre grava volcánica. Este sistema, en investigación, busca el máximo aprovechamiento del agua empleada.

El muro verde se ha formado para reducir el calentamiento de los paramentos y aprovecha hasta el último rincón para el crecimiento de vegetación. Las jardineras perimetrales albergan arbustivas que hacen de cortavientos para proteger el resto de plantas.

Se ha instalado 4 placas fotovoltaicas, y dos depósitos de recuperación de agua de lluvia, para mejorar la eficiencia energética de la finca y evitar que la cubierta verde suponga un incremento de gasto. Para poder llevar a cabo este importante cambio de uso se ha derribado prácitcamente la totalidad de la azotea a la catalana existente y se ha reforzado la estructura del forjado.

Fotografías realizadas por arbe.

·

Colaboradoras