BAMBUSFERA, una estructura ligera

La Bambusfera es una cúpula de bambú diseñada para cubrir una superficie de 50 m² con una estructura ligera y resistente. Su forma geodésica es un sistema estructural desarrollado por el arquitecto e inventor Richard Buckminster Fuller en los años cuarenta con el objetivo de “hacer más con menos”, es decir, crear grandes espacios utilizando el mínimo de materiales. Ante la afirmación de que “Tiene la humanidad una posibilidad de sobrevivir finalmente y exitosamente en el planeta Tierra y, si es así, ¿cómo?”, su visión fue investigar en la eficiencia de los materiales en un planeta de recursos finitos.

Hoy en día, nos encontramos inmersos dentro de una crisis ambiental propiciada por la construcción, entre otros sectores. Si bien el uso de materiales industrializados ha dado solución a las necesidades de crecimiento de las sociedades modernas, tal como previó “Bucky” (así es como lo denominaban sus conocidos), es necesaria una reflexión sobre los espacios que habitamos y los materiales que utilizamos para construir. El uso de estructuras ligeras que defienden el “hacer más con menos” responde a la necesidad de optimizar los recursos que utilizamos de la manera más eficiente posible, puesto que aportan una solución ideal para cubrir grandes espacios con poco material gracias a su sistema constructivo.

De este modo, la geometría y la eficiencia de las cúpulas geodésicas ha supuesto un símbolo para la construcción de muchos tipos de estructuras que dan respuesta a diferentes necesidades; desde viviendas bioclimáticas y de bajo coste, hasta grandes infraestructuras para invernaderos, observatorios o incluso para construir en el espacio. Todas estas cúpulas tienen un identificador común: ligereza, resistencia y optimización de recursos.

La gran resistencia de la Bambusfera se encuentra en sus materiales, el bambú y las uniones de hierro. El bambú, un recurso ecológico, es un material de construcción que no tiene nada que envidiar a otros como el acero, el hormigón o la madera. Gracias a los diferentes diámetros y longitudes que se pueden encontrar y la gran resistencia que ofrece, el bambú aporta muchas oportunidades para diseñar estructuras ligeras y de bajo coste ambiental. Según diferentes estudios, la rigidez del bambú es casi el doble que la de la madera. Su elevada resistencia con relación a su peso es debida a su composición física que otorga un elevado valor de resistencia con relación a su masa, un valor que lo acerca a las características del acero. En la misma línea, las uniones de hierro, diseñadas conjuntamente con artesanos locales, complementan las características del bambú, puesto que solucionan la unión entre las barras. El diseño de estas uniones y la utilización del bambú representa uno de los rasgos distintivos de esta cúpula, aportando una solución estética y un sistema constructivo único, resistente y ecológico.

La Bambusfera está pensada para un público de proximidad y para ser utilizada en acontecimientos actuales, aportando una mirada sostenible con el uso de materiales ecológicos y con responsabilidad social. Así mismo, esta cúpula tiene el valor añadido que es fácil y rápida de montar. Esto hace que la podamos transportar a cualquier acontecimiento que se realice y la podamos montar en pocas horas, gracias a las estructuras auxiliares y nuestra pericia. De este modo se ahorran recursos en espacios de almacenamiento, personal y transporte, puesto que esta carpa ecológica ha sido diseñada para facilitar el reto que supone el montaje de infraestructuras con diseño original para acontecimientos.

De este modo y con este sistema constructivo diseñado y desarrollado por el equipo de Voltes Cooperativa de Arquitectura, la Bambusfera da respuesta a las diferentes necesidades de espacio y montaje de tus acontecimientos, creando una simbiosis entre artesanía y ecología y aportando un valor añadido a los espacios que cubre. Además, su ligereza permite un montaje rápido y eficiente, y gracias a su geometría formada por pentágonos y hexágonos, se optimiza su forma, aportante una estética atractiva y funcional. Si quieres crear espacios eficientes y sostenibles, rodéate con la Bambusfera!