Reforma interior de un ático en Castellón

  • inicio  Junio 2017
  • promotora  Particular
  • lugar  Castellón de la Plana

arquitectura sostenible

La propuesta consiste en adecuar un piso de 66 m2 a las necesidades de una pareja que realiza visitas ocasionales. La vivienda, construida en los años 60, disponía de 3 habitaciones, sala de estar, cocina y baño. Estas estancias se organizan a través de un pasillo extenso que organiza la circulación desde la entrada hasta la sala de estar, alrededor de un patio interior central.

La nueva distribución aprovecha los recorridos necesarios alrededor del patio central para ubicar el programa de cocina y baño, evitando así destinar gran parte de la superficie a pasillo, y generando espacios mucho más amplios y diáfanos, vinculados a la fachada.

También se ha tratado de poner en valor la entrada de luz de todas las fachadas exteriores y del patio interior, dejando libre el espacio para una sala grande y dejando pasar la luz por encima del baño, siendo éste muy amplio y luminoso. Esto se ha conseguido haciendo que las paredes no lleguen al techo, sino que existe una franja de vidrio que da esta sensación de amplitud de espacio.

Así, un piso de pequeñas dimensiones y con una distribución en forma de “U”, se convierte en una serie de estancias amplias y conectadas, con la sensación de un solo espacio unitario.

Voltes ha llevado a cabo el proyecto y la dirección de obra, en colaboración con Cristóbal García, que ha gestionado la obra y los industriales.